Carolina Ramírez es Andrea Laverde

Desde pequeña supo que no quería hacer lo mismo que su padre el eminente Dr. Laverde. Decidió, entonces, estudiar artes y luego del colegio pasó ocho años estudiando pintura en las más renombradas escuelas de arte del mundo: New York, París, Bélgica y Londres. Tras muchos años fuera del país, Andrea regresa y conoce a Daniel Pérez, uno de los médicos más brillantes de su generación y el discípulo preferido de su padre. Al principio no fue más que una simple atracción, pero ante las constantes y reiteradas negativas de Daniel, conquistarlo se le convirtió en una obsesión y se mandó de lleno a conseguir lo que quería, sin saber que esa relación tendría nefastas consecuencias, para ella y para todas las personas que lo rodeaban.